12115547_10153287201178985_898882730310622518_n

Carta abierta a Alex Delgado, Metro.pr

on February 23 | in Mi Mente, Opiniones, Personales | by | with No Comments

Alex, saludos.

Te voy a contestar aquí sobre esta entrada en tu blog en metro.pr y desde ahora te digo que es larguita. Asegúrate de leerlo completo antes de hacer otra columna para tirarme, con partecitas convenientes de un escrito completo, o mencionarme en tus programas de radio, pues no estoy en Puerto Rico y no pretendo escucharlos. Orejita: los enlaces de referencia son las letras rojas en el blog.

Que conveniente es recoger el cantito que te conviene de la entrada de 3 páginas a espacio sencillo en Word, que yo puse en mi blog sobre el #yosimequito, y hacer una columna con dos oraciones de todo lo que dije en un párrafo, que prueba parte de lo que yo dije aquí en mi blog… Hablando de tergiversar, ¿Leíste lo demás? ¿Lo entendiste? ¿Ves donde también hablo de otros dos hashtags que están directamente relacionados con el contenido de mi columna, y que no es solo el #yosimequite? ¿Ves donde hago referencia a los 12 puntos que aquejan a la sociedad con todo y referencias? Que dicho sea de paso, hablando de responsabilidad… me citas sin referencias y te llevas el banner de mi post sin tan siquiera preguntarme, aunque sea sencillito… Me pregunto qué diría Falú.

¿Leíste la parte en donde hablo sobre el Otro Puerto Rico (que podrá ser que pertenezcas a ese), o sobre la lucha que lleva todo aquel que se queda en la Isla contra un gobierno que lleva una fiesta tan salvaje, que no sienten los efectos de sus propias decisiones? Porque, como ejemplo, ahí tienes a una senadora del PPD regalando dinero a comunidades adineradas en Guaynabo para arreglar una cancha de Tenis mientras hay otras necesidades para otras comunidades. Tienes a una alcaldesa que no ha pagado las aportaciones al plan médico de sus empleados, favoritismo en becas de estudios… pero nada, vamos a ser positivos y a decir con orgullo lo que sea que le salga del forro a cualquiera que se invente una frase que suene bonita, porque es mejor inflarse el pecho y olvidarse de todas estas cosas. Es mejor apelar a los bueno mientras le pasan el rolo al pueblo. Con una mano te soban el pelo y con la otra te quitan las medias sin quitarte los zapatos.

¿O, será acaso, que no viste cuando hablé de la ceguera colectiva que tiene el pueblo por causa de los políticos, los medios publicitarios, y ese otro Puerto Rico del que hablo? Porque, mi amigo, NADA se resuelve con el falso positivismo. El falso positivismo hace daño. Es un mal psicológico. La gente que quiere tapar el cielo con la mano se pasan de positivos al punto en que en el mundo de los ultra motivados, no está permitido estar mal, o ser realista. No se permite pensamiento crítico. Las opiniones son nulas. Pero hay que saber que, de optimismo también se muere uno. El falso positivismo hace el mismo daño que el exceso de negatividad. Es el extremo opuesto que impide que uno conecte con sus emociones y problemas, lo que evita el cambio y la superación. Amigo que me lee: analice, trace su línea de vida. Vea cómo usted, como persona, puede superarse sin tener que depender de pisar al que está debajo de usted. Sin trucos, sin ganserías, sin tácticas egoístas que conlleven abusar de quien le tiende la mano. Así es que se lucha por su patria. Si usted no encuentra eso en el punto de vida donde usted está, mi hermano puertorriqueño, es hora de moverse, de re-inventarse, como usted crea necesario, siempre respetando a los demás. Eso fue lo que tanto YO como miles de otras personas hicieron.

Vuelvo a la directa contigo, Alex Delgado: yo me imagino que si leíste mi columna, también leíste donde dije que irnos NO nos hace menos Boricuas, que la diferencia entre los que se van y los que se quedan es la manera como deciden bregar con sus situaciones personales, o seguiste el enlace que fue el que me inspiró a contestar como lo hice, o la parte en la cual hablo de que los soñadores vividores no tienen tampoco cabida en la diáspora… No creo, porque no creo que leíste (o entendiste) el mensaje. De seguro disparaste de la baqueta como hace mucha gente en los comentarios de las redes sociales. A lo mejor tu tiempo es muy valioso como para tratar de entender mi punto. Estas cositas no salen en tu columna: sólo el banner y un parrafito que convenientemente te sirvió para llevar tu punto a las masas, sin importar el contenido de lo demás que había escrito.

Comparar la criminalidad que nos acecha en la isla versus  la criminalidad en los Estados Unidos es otra falacia. ¿Cuántas personas viven en USA versus las que viven en Puerto Rico? Hagamos un ejercicio:

Estas son las tablas de criminalidad en comparación con otros países, en el 2014, y la posición de la isla en el listado de esta página con referencia a otros países. Comparando chinas con chinas; ajustando por espacio y número de personas que viven en ambos lugares, sírvete en decirme cuál país es más violento, per cápita, entre USA y Puerto Rico. ¿No te gusta la comparación entre USA y PR? Trata la de México, en donde tenemos más asesinatos por cada 100,000 personas que ellos, por ejemplo.

TODO el que tiene dos dedos de frente sabe que tanto a la prensa como al gobierno le encanta manipular la opinión pública. Vamos, que tú sabes eso de primera mano. La prensa gana dinero y adeptos, busca clicks en las noticias digitales para mostrar anuncios y ganar dinero con cada anuncio que se muestra. Es el modelo de dinero en el Internet. Los políticos ganan votos, escaños y seguidores, tan fieles, que siguen poniendo la misma bazofia en el Capitolio cada cuatro años, con diferente palito. Si hubieses leído mi columna, te darías cuenta de que mi furia no es tanto con el slogan, que sí me molesta pero lo considero tonto; sino con el acto de manipulación contra el pueblo, y el tratar de dividir bandos entre el que se va y el que se queda. Clásico  Divide et Impera. Me molesta que la gente caiga en el viejo truco de las migajas de pan mientras los de arriba se comen la libra entera. Me endiabla de sobremanera que la gente siga como ovejas al matadero, cantando felices alguna canción patriótica o recitando algún poema de Corretjer que aprendieron en sus años de Colegio o en la UPR.  Me endiabla que la gente cuente con un Congreso que se ríe de nuestro país y nuestras necesidades, y ponen la ganancia de inversionistas por encima de nuestra crisis humanitaria. Me endiabla que la gente siga ignorante a los efectos de las 936, la Ley Jones, los impuestos y multas de la EPA a la AEE, y el envenenamiento masivo por simplemente ganar dinero. Me endiabla que la prensa recoge lo que le conviene y lo vire todo a su favor para ganar opinión del pueblo, cegando así a la gente y en el proceso embruteciendo a la masa de personas que trabajan duro para poder subsistir en una isla en donde ni siquiera el gobierno que ellos escogieron los representa, y la prensa que leen los respete.

Hablarle al pueblo de amor, amistad, valores y buenas vibras en plena crisis fiscal donde representantes le dan dinero a los ricos para arreglar canchas de tenis en Guaynabo, es igual a un asaltante que te echa la bendición mientras te roba el carro, el dinero, y el celular. Seguro, como en Noti-Uno dan tantas buenas noticias y no se tiran de un bando al otro… pero nada. El pueblo necesita contestaciones a sus interrogantes, no falacias. El pueblo necesita que algunos, si no todos, de esos que se robaron hasta los clavos de la cruz en los pasados años, tome responsabilidad por sus actos, y aquellos que el mismo pueblo pone en el poder, hagan su TRABAJO, no pancartas de positivismo en la autopista, camisetas y bumper stickers. El pueblo no quiere jingles ni slogans ni fiestecitas de parrandeo; el pueblo no quiere tampoco que el Gobierno se quede con su dinero por meses, para luego regalarlo en contratos idiotas, que sabes que es así. Bien lo dijo Gutiérrez en el Congreso: El pueblo de Puerto Rico quiere trabajar. Dejen trabajar a los que quieren hacerlo. Hemos llegado al punto que para que muchos pequeños comerciantes sobrevivan, no remiten su IVU y le roban al mismo pueblo que “apoya lo de aquí”. La gente “se busca el peso” como sea, porque sus trabajos no dejan lo suficiente. ¡Uno no puede ir al puesto de pago de la AAA y decir que quiere pagar el agua con un slogan! En el supermercado no te van a aceptar ni bendiciones ni buenas vibras para pagar por el pan, la mantequilla y el café. ESO, Alex, es lo que me molesta. Esa ceguera, ese pueblo que duerme el sueño de la injusticia que reparten los medios publicitarios, los del Otro Puerto Rico, el Gobierno y todo aquel que se nutre del sudor de esos que se quedan contra viento y marea. Yo no me quito cuando pueda pagar el carro con hashtags. No me quito cuando con esas “campañas positivas que inviten a la superación” se pueda pagar la luz. Feliz, alegre, contentísimo, vamos y pagamos las cuentas con la moral levantada, mientras entregamos un chorrete de camisetas que digan que uno no se quita.

Yo no soy un analista político como tú, ni soy empleado de ningún periódico o estación de radio o TV. No estudié jornalismo, ni tengo mucha experiencia en comunicaciones salvo lo necesario para no tenerle miedo a las cámaras, al micrófono o al escenario; simplemente escribo mis opiniones, y al parecer son bastante compartidas. Mi visión de MI vida y de MI Puerto Rico va a diferir de muchas otras. Aún así, lo que yo digo habla por muchos, pero muchos… tanto aquí como en la diáspora, donde sea que le llamen hogar. Pero eso lo hubieses entendido si hubieses leído mi columna.

Con mucho respeto, gracias por leer hasta aquí y buenas noches/buenos días.


Está página ha sido visitada 678 veces.

Recuerda comentar o compartir en Facebook, Twitter, o Google+.

Leave a Reply

« »

Scroll to top