El engañito del Presidente

on June 14 | in Mi Mente, Notas Generales, Noticias, Noticias de la Red, Opiniones | by | with No Comments

14 de Junio de 2011. Se repite la historia. Después de esperar 50 años por la visita de un Presidente Norteamericano, la fecha al fin llegó. Y, ¿qué pasó? Obama llegó, recogió, y se fue. Tal y como se había planeado. Pero claro, puertorriqueños al fin, esperábamos más. Sabemos que es cierto. Con eso en mente, realmente, ¿qué esperaban de la visita del Presidente? Leo y escucho en las diferentes fuentes de información, que muchos aparentemente esperaban que “Mr. President” resolviera todos los problemas de Puerto Rico en un sólo discurso. Probablemente, con mover un dedo y decir “as of now, I, the Almighty President of the United States, declare Puerto Rico free of all its health, energy, economic, political and sociological issues that have been mounting up for the past hundreds of years! With a flick of my finger, my booming, political and well versed voice, I now RID YOU ALL of all issues!”

Pero eso, claro, no llegó, ni iba a llegar. SI llegó el reconocimiento a José Juan Barea (que ciertamente iba a suceder porque es el evento positivo destacado más reciente)  y probablemente, en algún momento, la inevitable frase en español… pero la salvación de la Isla no llegó.

Aparentemente, Obama el Salvador de los Puertorriqueños, tuvo la osadía de tomar la oportunidad para su propia agenda y no trajo las soluciones tan esperadas por mis hermanos. ¿Sorprendidos? No sé por qué, si eso ya lo sabíamos. Nosotros, que nos creemos el ombligo del planeta, que aquí todo sucede y hace olas en todo el mundo, que dejamos huellas a nivel global cada vez que caminamos, nos llevamos un discurso vacío para nosotros mismos, en donde lo que se esperaba por la mayoría, nunca sucedió.  Ah, pero ese discurso no estaba vacío. Estaba cargadito de intenciones. Estaba dirigido a los LATINOS VOTANTES en los estados de la Nación (de los cuales se llevó el 67% de los votos en el 2008) que pueden ver el viaje como lo que realmente es: un esfuerzo por ganar votos y una recaudación de fondos para su campaña política. ¿Y nosotros?  Pues, como siempre, nos creemos que nos lo merecemos todo “seco y ventea’o”, y nos quedamos boquiabiertos, cuando sabemos BIEN ADENTRO que habían otras intenciones. En otras palabras, nos vestimos de seda y nos quedamos como monos. Nos quedamos “puyús”. Y dejo dicho públicamente, que personalmente ME ALEGRO DE SOBREMANERA que haya sucedido. Así podremos aprender a ser un poquito más humildes, y menos “sobraos” como decían en mi barrio. Y el que no se haya dado cuenta de que quedamos con “egg in the face” con nuestros mega preparativos, arreglos de última hora y coberturas especiales, es simplemente ciego. Les invito a volver a ver con detenimiento el momento en que le dio la mano por un segundo al Gobernador, un segundo al Alcalde de San Juan y su excelentemente ejecutada “lambía de vaca”, y un segundo a todos los demás dignatarios y lame botas que estaban presentes con babas en los labios y estrellitas en los ojos. Ahora, vean cuan efusivamente saluda a Marc Anthony, a quien parece haberle hablado del clima y la humedad, sus caras gafas de diseñador y el vídeo porno de J-Lo mientras le daba un abrazo.

Para clarificar: a los políticos, un segundo; al icono de los latinos que constantemente representa sus raíces en los Estados Unidos, es ídolo de miles y es un farol de luz para muchos en la Nación, le otorgó una conversación entera. Los latinos en los Estados Unidos sonríen con tan magnífico gesto. A real class act.

Obama, a mi entender, es un buen Presidente. Es mi opinión, y hasta ahí la voy a llevar. Pero, eso no quita los hechos que sucedieron hoy.

Y si aún no lo ven, se lo explico aún mejor: El Presidente vino a LLEVARSE DINERO, NO A TRAERLO. Vino buscando votos, no a resolver la criminalidad. Y si aún no se convencen, escuchen bien claro cuando dice, “resuelvan ustedes su problema del estátus político y cuentan con EL APOYO DE MI ADMINISTRACIÓN” (en inglés, “When the people of Puerto Rico make a clear decision, my administration will stand by you.”). Ni siquiera un compromiso personal. Y eso, yo lo sabía. Ya todos lo sabíamos.

Pero claro, esa decisión nunca ocurrirá mientras tengamos el tipo de políticos que tenemos, y no nos acabemos de dar cuenta de que no podemos seguir mantenidos. Bueno, a menos que el colonialismo siga siendo una “alternativa descolonizadora”, que, en sí, la aseveración es una estupidez; tan siquiera pensarla, mucho menos decirla, afrenta semánticamente contra la misma lengua española y moralmente contra la mentalidad de progreso.


Está página ha sido visitada 433 veces.

Recuerda comentar o compartir en Facebook, Twitter, o Google+.

Leave a Reply

« »

Scroll to top