Olvidamos el 23 de septiembre

on September 23 | in Mi Mente, Opiniones | by | with No Comments

Hoy 23 de septiembre de 2013 se cumplen 145 años del Grito de Lares, la gesta de insurrección armada planeada por el Padre de la Patria, Doctor Ramón Emeterio Betances, y por el abogado Segundo Ruiz Belvis, quienes sobrellevaron este gran levantamiento boricua ante la abrumadora presencia colonial española en Puerto Rico, y que llevaba como antecedente a la Gesta Restauradora Dominicana en 1865, la cual erradicó al gobierno colonial español en Santo Domingo. Luego de que los planes revolucionarios se coartaran debido a la intervención temprana del gobierno español, cientos de personas pueblerinas, con armas rústicas, adelantando la fecha programada para el evento, dejaron su sentir y su sangre en la tierra que los vio nacer. El zapatero, el cura, el esclavo, el jornalero, el hacendado, y el terrateniente… mal armados, a caballo y a pie, saquearon y destruyeron propiedades españolas. Los españoles, considerados enemigos de la patria, fueron tomados como prisioneros. La lucha prosiguió hasta tomar control del ayuntamiento. Todos juntos, unidos por el sentimiento anti-colonialista que se apoderaba de los países del caribe, dieron la batalla para que en ese día en 1868, por unos momentos, se proclamara a viva voz la República de Puerto Rico.

Pero esta gesta no fue sola. En el mismo año, se realizaba la Revolución Gloriosa en España, un 17 de septiembre, y el Grito de Yara en Cuba, un 10 de octubre.

El movimiento de independencia boricua fue ideado para lograr la remoción del régimen Español en la isla, y como norte la remoción de la opresión, estableciendo una república libre. Tal movimiento entonces siembra la semilla del independentismo borincano, que aún hoy perdura, en cierta medida… pero hoy en día no conmemoramos la independencia de Puerto Rico. Hoy en día vivimos bajo el confuso Estado Libre Asociado; sin un norte definido, flotando en las aguas de la politiquería y el capitalismo colonial. Somos víctimas perennes de la Guerra Hispano-Americana del 1898, la cual no sólo despojó a España de Cuba, Filipinas, Guam y Puerto Rico, sino que despojó al puertorriqueño del espíritu de lucha por igualdad, y por soberanía.

Igualdad y Soberanía… dos luchas idénticas con diferentes resultados que deberíamos perseguir hoy en día. Dos opciones al colonialismo que asesina lentamente a Puerto Rico; fórmula de gobierno que en su momento tuvo su gloria. Hoy en día, Puerto Rico, mis hermanos puertorriqueños, se merece más.

No dejemos que la lucha realizada hace 145 años atrás se olvide en la historia. Emulemos y adaptemos. Seamos pro-activos, para el bien de nuestra Nación, y para el bien de nuestra sociedad. Quedarnos como estamos no es una opción. Tomemos lados, levantemos armas, y luchemos por lo que queremos, cada uno, por nuestro Puerto Rico de mañana.


Está página ha sido visitada 662 veces.

Recuerda comentar o compartir en Facebook, Twitter, o Google+.

Leave a Reply

« »

Scroll to top