Negan and Lucille

Reseña: The Walking Dead – S07E01

on October 24 | in Mi Mente, Opiniones, Reseñas | by | with No Comments

Bueno… aquí vamos.
Usualmente escribo sobre problemática social en la isla, y me extiendo a crítica social, pero hoy voy a usar mi espacio para algo diferente: Una reseña del primer capítulo de la séptima temporada de The Walking Dead. Pues… ya van más de 12 horas de la premier de The Walking Dead. Mirando hacia atrás, y viendo cómo pasamos meses esperando el momento de saber a quién Lucille se lleva, el programa me hace sentir como si no debería verlo más. Me explico:
 
El capítulo fue una experiencia miserable. Las escenas de anoche son sin lugar a dudas, las escenas más incómodas que he visto en un programa de televisión. Una cosa es llevar al aire un show de Zombies en un mundo post-apocalíptico, en donde es claro que se espera sangre y vísceras; es bien diferente cuando esos elementos se aplican a personajes altamente desarrollados en una historia que ya lleva 7 años al aire. Si bien el factor sorpresa juega tremendo papel en este programa, veo bien fuera de lugar la representación de violencia tan extrema como la que vimos anoche, y sobre todo, contra quien la vimos anoche. Se siente como si una línea imaginaria se cruzó; no solamente en su contenido extremadamente gráfico, sino también emocional, porque me llevó a pensar que, si los productores de la serie se atrevieron a hacer lo que hicieron anoche, ¿hasta dónde son capaces de llegar? ¿Estoy listo yo para ver eso? Desde ahora les digo que no hay una cantidad suficiente de retribución que satisfaga la violencia de anoche. Sé que ese es el propósito final; odiar a Negan de una manera tan visceral que su muerte sea celebrada… pero eso jamás va a borrar lo que vimos anoche… y no tiene nada que ver con zombies.
 
Hemos visto, como dije antes, un montón de sangre y vísceras en The Walking Dead. Todos sabemos que esta representación de violencia es estilo cómic. O sea, grosero de modo inaudito, pero siempre viendo que es una adaptación de cómics, en donde vemos (y sabemos) que la sangre que se dispara a borbotones de los cuerpos de los Zombies es falsa y generada en computadoras. Vamos, por alguna razón nunca mancha mucho a los personajes, y ellos se pueden lavar fácilmente las vísceras. Nos reímos, lo criticamos, y secretamente nos reconforta saber que es así. En otras palabras, se le resta importancia porque sabemos que la representación es y se ve falsa (la vez que se vistieron con la sangre y vísceras de los zombies en la primera temporada, ¿se acuerdan? Chocante y estremecedor, pero falso). Sin embargo, las escenas que vimos anoche fueron exageradamente grotescas, y bien fuera de lugar. Se sienten como un tirón al corazón porque fueron en contra de personajes desarrollados que son parte integral del programa.
 
Negan - TWD S07Leí por ahí que es difícil no ver lo que vimos anoche como un ejemplo de torturar a la audiencia del programa para obtener una reacción barata, y yo estoy bastante de acuerdo. Todos sabemos que el programa ya perdió la “peste a nuevo” de su foco inicial: La supervivencia contra zombies en un mundo post-apocalíptico. Como dijo mi hijo anoche: “¿Ustedes no se sienten como si los Zombies ya no son una molestia, como que ya no importan?” Y sí, han pasado a un segundo plano. Ser atacado por un Zombie ya no es lo que fue los primeros años, porque el programa se ha fijado en construir personajes para luego torturarlos y matarlos. La fórmula “humanos contra zombies” funcionaba, y ya no. Si no me creen, vean cuanta gente no ve Fear the Walking Dead. Por eso anoche, se fueron por encima de su propia vara, destrozando brutalmente la cara de uno de los personajes más queridos de la serie, en lugar de usar la destreza de la narrativa, que pudo haber sido extremadamente potente.
 
Yo, en lo personal, hubiese estado satisfecho con saber quiénes habían muerto, con las acciones de Negan fuera de cámara, sin la necesidad de ver las grotescas escenas de cerebros, ojos salidos,  y cuerpos sin cabeza en un programa de TV. Destrozar la cabeza de no una, sino de dos personas, golpeando constantemente, de la manera tan sociópata en que vimos, está bien para una película de horror donde los personajes son llanos, los cuales dejan impresiones de 2 o 3 horas, pero en esta serie donde tenemos personajes a los cuales llevamos viendo por años, eso es  obsceno. Estuvo de más.
 
Las muertes de ambos personajes son desgarradoras de por sí, y sé que tenía que suceder, pero en vez de utilizar efectos visuales tan perversos, se pudo utilizar el drama (en un programa de “drama”, fíjense) para obtener una reacción verdadera de la audiencia. El prospecto de que no hay más futuro para ellos, la descripción de dolor de los personajes relacionados con los que fallecieron, y la realización de que ya no estarán, por medio de las escenas de dolor de sus acompañantes, son ejemplos que se usaron a medias, pero que fueron opacados por los repugnantes efectos especiales. No soy persona que se asusta fácil con el horror, es sólo que algunas cosas tienen su lugar.
 
Como sea… me encuentro en la encrucijada de si continuar viendo el programa o no, y creo que los próximos capítulos serán bien importantes en tomar esa decisión. Como dije antes, no creo que exista venganza alguna contra Negan que justifique lo que vimos anoche. No es que sea un puritano ni un hipócrita, y entiendo que los cómics ya daban una idea de lo grosero que sería la muerte que se supone que sucediese anoche… es que, para un programa de TV, fue “mucho con demasiado” como diría mi esposa.
 
Espero sus comentarios.


Está página ha sido visitada 74 veces.

Recuerda comentar o compartir en Facebook, Twitter, o Google+.

Leave a Reply

«

Scroll to top