Tropezando otra vez

“Whoops! Mala mía!” …y lo volveremos a repetir

on February 26 | in Mi Mente, Noticias, Noticias de la Red, Opiniones, Personales | by | with No Comments

Hay que ser bien caripelao…

Acabo de leer en El Nuevo Día, la noticia titulada, “Acevedo Vilá reconoce el fracaso del IVU”, y me ha dejado con la boca abierta. Hasta dolor de cabeza me dió.

“Acevedo Vilá, en un escrito titulado ‘Refrescando la memoria’, afirmó que el IVU fue aprobado sin que se estudiara de antemano el efecto amplio que tendría en la economía. Años después, según argumentó, ese efecto probaba ser en deterioro del comercio de bienes y servicios.”

Y así se aprobó. Ssn medir consecuencias para casi 4 MILLONES DE PERSONAS. Sin realizar estudios NECESARIOS, simplemente se aprobó a lo “culo ‘e res” como decimos en Cabo Rojo. “On a wing and a prayer” como dicen los gringos panas míos. Porque, después de todo, nuestro pueblo, que tiene una fuerza laboral que trabaja como esclavo para ganar como tal, se merece esto y mucho más, al parecer. ¡Lo más lindo es que luego tiene la audacia de echar esto a carga de “la ignorancia del pueblo”!

“Muy pocas personas levantaron dudas o presentaron argumentos sobre el efecto que dicho impuesto iba a tener sobre nuestra economía y admito que por las circunstancias políticas del gobierno dividido no hubo un análisis macroeconómico que precediera a la imposición del IVU. Así fue que nació este impuesto”.

O sea, en arroz y habichuelas, este… ex-gobernador acaba de decir “Puej, nadie dijo náh, y con tal de pasarle el rolo por encima al partido contrario, aprobamos esto a la cañona, y que se fastidiara lo que viniera detrás”. La noticia dice que el pueblo estaba ocupado  con otros elementos más que con el IVU. ¿No parece familiar? Pensemos un poco. ¿Eso no les suena familiar, con lo que está pasando ahora con el IVA? Pues, mis hermanos puertorriqueños, eso es lo que gobernó Puerto Rico, y año tras año, cuatrienio tras cuatrienio, la misma porquería se sigue colando por nuestros dedos. La misma ñoña nos gobierna, y lo peor es que el pueblo sigue tropezando con la misma piedra. Seguimos escogiendo gente que se sirven con la cuchara grande, gente que se lucra de quienes, ciegamente, estúpidamente, o con una fe insana que espera que haciendo lo mismo constantemente las cosas cambien, depositan su confianza y esperanza en ellos. No importa el color, es lo mismo, cada vez que abren las urnas. Luego, frescos y caripelaos, recogen sus bártulos y se largan a vivir sus vidas de riquitillos mientras le dejan la torta al próximo que venga. Se lavan las manos y por ahí mismo lo siguen sin mirar atrás, excepto cuando quieren dar media opinión para enseñar la cara en los circos mediáticos de Macondo.

Ahora… al César lo que es del César… si bien es cierto que esta medida recaudó más que el arbitrio general del 6.6 porciento, el ingreso pudo haber sido mejor si se hubiera fiscalizado propiamente, empujando el recaudo en propiedad como se supone que se hiciera. El problema que viene del IVA se centra en meterle la mano más hondo en el bolsillo del pueblo que SÍ paga sus arbitrios e impuestos, mientras que los sectores que NO lo hacen al corriente o que reportan menos, van a seguir haciendo lo mismo. Se salen con la suya y el gobierno los deja, pero castiga al pueblo trabajador… ¡QUÉ MAMEY!

En algún momento se han pedido propuestas para hacer recortes. El mismo Presidente del Senado, Eduardo Bhatia, le requirió la Oficina de Gerencia y Presupuesto, a cambio de su endoso para el IVA, que se buscase la manera de recortar 1 billón de dólares ($1,000,000,000). Que yo esté de acuerdo con cambiar endosos por medidas que lastiman al pueblo que lo eligió son otros $20. ¿La contestación de la OGP? “No se puede”. ¡Claro que “no se puede”, porque el tocino ya se repartió y nadie va a hacer ajustes! Con eso, digo esto: estoy seguro que la gente tiene muchas ideas, que el pueblo en su conocimiento infinitesimal de las finanzas del gobierno, puede como quiera ver que de chavito en chavito se llena el cerdito. ¿Quién los escucha? Nadie… ¿y por qué? Por la razón más estúpida: porque los recortes no son sustanciales para el erario público.

Hace unos días atrás propuse en mi cuenta de Facebook: en vez de imponer un impuesto mas grande a los que si pagamos, preocúpense por aumentar el porcentaje de recaudos del IVU. Dedíquense a hacer la ley valer y empiecen a recaudar a los morosos de las utilidades del país. Apaguen las luces y los aires acondicionados en los edificios gubernamentales. Vuelvan a imponer o a refrescar el 4% de impuesto a las corporaciones foráneas. Creen una tasa de impuestos especial por lujos de un porcentaje balanceado para individuos con ganancias sobre $150,000 al año. Una vez se arreglen los recaudos, fomenten el comercio local y la competencia en el comercio extranjero quitando sanciones y removiendo la porquería de las leyes de Cabotaje para poder obtener artículos a precios competitivos. pongan el poder adquisitivo en las manos del pueblo; con lo consumero que es el puertorriqueño, no es necesario meterle las manos al bolsillo. Eliminen gastos gubernamentales con la unión de municipios, recortando barrilitos de tocino y relocalizando personal a otras áreas. Cero contratos externos por millones de dólares a gringos que nos vienen a coger de idiotas. Cero subcontratos a amigochos y fiscalización total para el nepotismo. Implementación de fuerza policíaca encubierta para aumentar recaudos por violaciones a las leyes de transito y a su vez mejorar el respeto a las mismas. Mantener infraestructura antes que tener que remediarla. Incentivar al casi 50% de los beneficiarios de PAN, Reforma y Plan 8 que SÍ pueden trabajar, a que lo hagan. Bajen los sueldos del gobierno y recorten cámara y senado. Eliminen los postes innecesarios e inviertan en reflectores para la calle que las luces de los carros (bien inspeccionados por la Autoridad de Carreteras, no como la chabacanería que tienen ahora) se encargan del resto. Recorten presupuestos municipales para recaudar las deudas morosas so pena de más recortes presupuestarios por concepto de multas administrativas… Pero antes que todo hay que, como pueblo, saber escoger a los administradores que puedan llevar estas cosas a cabo.

Pero parece que todo esto es demasiado de difícil para el gobierno… pues no es “un recorte sustancial”. Yo creo que me equivoco… no sé… a menos que sea que yo soy un iluso y vivo en el pensamiento de una utopía caribeña y nadie me acaba de interrumpir el sueño.

Nah, esto está jodío de verdad… y lo que falta…


Está página ha sido visitada 274 veces.

Recuerda comentar o compartir en Facebook, Twitter, o Google+.

Leave a Reply

« »

Scroll to top