Y… ¿Por qué te quieres ir?

on February 25 | in Mi Mente, Opiniones, Personales | by | with No Comments

"Esta ciudad es preciosa cuando uno se va en avión"Mucha gente me comenta que se quieren ir de Puerto Rico. Luego de tantos años en la isla, una vida completa, simplemente se quieren ir. Hay otros que recogen sus bártulos y se largan de aquí, sin confesarse con nadie. Hay otros, como yo, que se ven forzados a irse, para luego volver, encontrar a Puerto Rico en un estado de deterioro monumental, y querer irse de nuevo.

A este punto, empezar de cero en otro lugar, sinceramente, no suena tan mal.

Es que la gente simplemente está viviendo con miedo a no sobrevivir el día. Los jóvenes y adultos que benefician la sociedad no pueden con la carga que les impone el estado de guerra declarado por la rampante violencia en Puerto Rico. Esto se evidencia haciendo un simple análisis del estado psicológico de la sociedad. Sólo hay que mirar, como ejemplo, los indicadores de la violencia doméstica y la tasa de suicidios para darse cuenta que mi Puerto Rico está enfermo.

Lo que leerán, parecerá a un marinero que abandona su barco, cuando este se hunde. Prefiero vivir con la memoria de un precioso barco que hundirme en él y no volver a tener más memorias.

Por medio de las redes sociales, uno de los rotativos del país hizo una pregunta simple: ¿Has pensado mudarte de Puerto Rico? ¿En cuál país te gustaría vivir y por qué? Claro que contesté, después de más de 200 contestaciones en menos de 15 minutos, en donde todas contestaban que sí, y daban sus razones.

No sólo lo he pensado, sino que QUIERO irme de aquí. Mi familia lo sabe, mi esposa lo sabe. Mi hijo se quiere ir de aquí también. Creo que hasta mis perras quieren irse. ¿Hacia dónde? Mi preferencia es Florida, específicamente a la costa del Golfo, desde Tampa hasta Naples, pero mi intención es Sarasota, porque ya viví allí, me gustó, y quiero volver, sin mencionar en detalle que tendría trabajo inmediatamente.

Les cuento que ayer, 24 de febrero 2012, pasé un susto grandísimo. Bueno, grandísimo para una persona que no se involucra con este tipo de vida. Después de cambiarme de carril, una persona se me paró al lado derecho, y comenzó a mirarme mal. Su carro estaba lleno. Los tripulantes eran una mujer que a leguas se veía que no era una mujer de muy buenos pasos, acompañada de otra con el pelo en “dubi”. En la parte de atrás, no pude ver bien pero parecía un joven y dos niños. Sí sé que había tres personas. Era un auto blanco, marca Mitsubishi Mirage, de esos que abundan por ahí en Puerto Rico, que parecen que se arrastran. Como es normal, la miré, porque no sabía qué quería. Ella comenzó a gritarme y a hacer ademanes soeces. Acto seguido, vi una oportunidad de acelerar entre el pesado tráfico del tapón a las 6 PM saliendo de San Juan. Me traté de escapar y ella me persiguió en medio del tapón. Cuando me alcanzó, me tiró con basura desde su carro. Pudo haber sacado una pistola y pudo haber sido un tiro. Pude haber perdido la vida. No exagero; la semana pasada, tirotearon a alguien por mirarse mal unos a los otros. Yo pienso, o quiero pensar, que me confundió con alguien. Me imagino que al acelerar, le di pie para que pensara que yo sí era quien ella buscaba. Pero así mismo confunden a uno, o a lo mejor a ella no le gustó que me pasara de carril, a lo mejor confundió las gracias que le di a la persona de atrás que me dejó pasar, a lo mejor yo le gusto y como no le hice caso, pues se enojó, qué se yo… no importan las razones, lo que en realidad está bárbaro es que, un día de estos, así mismo le pegan plomazos a uno, o a mi esposa… o peor aún, a mi esposa con el niño en el auto. Eso yo no lo quiero.

Viví por 10 años en Florida, y quiero irme de nuevo. No quiero volver aquí; la criminalidad está muy alta, los precios de los servicios demasiado altos, la comida muy cara. La paga es baja por el trabajo que se realiza… en realidad es mísera comparado con las cosas que uno tiene que hacer, y eso es cuando uno consigue trabajo, porque hay trabajo, pero es escaso, y casi siempre uno termina trabajando en lo que no ha estudiado, o no tiene experiencia, a pesar que piden maestría en gerencias para correr un departamento de Pitusa. La sociedad tiene un problema de salud mental que el gobierno no se digna en reconocer, y lo único que se lee es muerte, corrupción y violencia. Detesto con mi vida las 3+ horas diarias que me tomo para llegar a mi trabajo por el tapón inmenso que se forma desde Vega Alta hasta San Juan, casi 30 millas de distancia. Todas estas razones, en sí, podrían ser cada una, una entrada en mi blog. A lo mejor algún día las haga.

El que me venga con ese cuento de que “En otros países está peor que aquí”, le digo, si, claro que si, en algunos países de África, en China donde los habitantes por milla cuadrada triplican a los de Puerto Rico… y en México, no está tan mal como aquí, comparativamente, porque, de nuevo, per cápita, nosotros tenemos un índice de criminalidad mucho más alto que México y Estados Unidos. A modo de explicación, si en Puerto Rico vivieran la misma cantidad de personas que viven en estos dos países, nuestro índice de violencia per cápita sería mayor que lo que existe en estos dos países. Haga click aquí y haga sus propias comparaciones.

Puerto Rico vs México - Comparación de Índice de la CriminalidadPuerto Rico vs USA - Comparación de Índice de la Criminalidad

Hermanos Puertorriqueños, no hay que sentirse como un traidor si se quieren ir. La verdad es que uno tiene que vivir, y la vida se vive una sola vez. No vale la pena perderla porque alguien miró mal, o porque se encuentra en el medio de una balacera, en el momento incorrecto a la hora menos idónea.  Hay que dedicarse a vivir, y no se pueden vivir con miedo. Estoy seguro que no queremos vivir con temor de salir a la calle, con temor de ir al cine, o con temor de salir a comer. Estoy seguro que no queremos vernos con una bala en el estómago mientras salimos de un supermercado.


Está página ha sido visitada 950 veces.

Recuerda comentar o compartir en Facebook, Twitter, o Google+.

Leave a Reply

« »

Scroll to top